Bienvenidos de nuevo queridos lectores. Aquí estamos una semana más para continuar con las aventuras del Fotógrafo en su paso por la tierra de Kamchatka. En esta ocasión, visitaremos la zona del volcán de Tolbachik, con impresionantes paisajes y muchas ardillas.

Como es costumbre, en este post podréis esperar constantes interrupciones de la narrativa por mi parte (completamente necesarias e imprescindibles), chistes sorprendentemente estúpidos que solo me hacen gracia a mi y una edición a la altura de un niño de preescolar. Pero es lo que toca, soy el único Editor que hay y os aguantáis. Espero que disfrutéis del post!

El Volcán Tolbachik.

Tras la maravillosa experiencia en el Lago Kuril con los osos, donde se habían cumplido con creces mis expectativas de ver osos pardos, nos tocaba una jornada de transición para llegar a la zona del volcán Tolbachik que era nuestro próximo destino.

Nunca había pensado que se pudiese tardar tanto en hacer tan poco trayecto en un vehículo y, aunque ya habíamos visto las bondades del monstruo que llevábamos, se hizo patente la necesidad de nuestro 6X6 y la gran habilidad de Serguei (cojo yo ese cacharro y no salimos ni del aparcamiento).

Después de pasar por la localidad de Milkovo, donde no parecía que la antigua URSS hubiera desaparecido, y de unos cuantos kilómetros por la única carretera que cruza longitudinalmente la península, nos adentramos por un camino a través del bosque (como Caperucita pero con osos en lugar de lobos).

Después de las tremendas nevadas que se producen en invierno, al principio de la temporada de verano se juntan los guías de la zona con sus 6X6 y comprueban si el camino del año anterior está transitable y lo arreglan para poder volver a pasar; si ha quedado impracticable, pues abren otro a través del bosque, tonterías las justas.

Monumento en la ciudad de Milkovo

Tolbachik.

Volcán Tolbachik
Volcán Tolbachik
Volcán Tolbachik

El Tolbachik es un volcán con varias partes que se han ido produciendo tras las varias erupciones que ha tenido y sigue teniendo. La última se produjo en 2012 y terminó en 2013, produciendo grandes cambios en la zona. Además de la colada de lava que se produjo, al lado de la cual pasamos en el camino y que superaba en mucho la altura del camión, se emitieron grandes cantidades de cenizas que sepultaron y “mataron” un bosque entero, creando el Bosque Muerto, pero no adelantemos acontecimientos.

Volcán Tolvachik

El camino es espectacular y durante decenas de kilómetros y casi siete horas de camino solo se veían árboles (casi todos abedules) sin ningún camino ni senda. A mitad del camino, nuestro conductor se bajó con una sierra eléctrica (menudo cobarde, yo lo habría hecho a machete)  y, ayudado por los guías rusos, se dedicó a cortar un tronco inmenso que estaba en medio para hacer leña para el campamento.

Cuando llegamos al campamento montamos las tiendas directamente sobre la ceniza volcánica con un vendaval considerable (por lo que tuvimos que sujetar las tiendas con piedras) y pudimos cenar cómodamente. Esta zona de acampada tenía instalaciones fijas como comedor, cocina y una ducha. También tenía un baño, pero casi mejor ir al monte (daba más asco que la ciénaga de Shrek) (Click en las imágenes para ampliar).

El Bosque Muerto

El bosque muerto, Tolbachik

Durante los dos días que estuvimos por la zona hicimos varias excursiones a diversos cráteres del volcán Tolbachik y al Bosque Muerto (por fin algo que suena interesante).

Este bosque no fue arrasado por la colada de lava, sino que fue sepultado con los miles de toneladas de cenizas que expulsó el Tolbachik durante su última erupción. Al quedar sepultados en las cenizas muchos árboles no se quemaron, pero acabaron muriendo por asfixia, quedando solo los troncos. Ahora, después de 7 años, está volviendo la vida como podéis ver en las fotos (no es por nada pero esto se parece mucho al Bosque Prohibido de Harry Potter).

El bosque muerto
El bosque muerto, Tolbachik

Los paisajes son impresionantes, con una multitud de colores debidos a los distintos materiales de las erupciones y unas vistas espectaculares del resto de volcanes de la zona. Nos encontramos en la zona volcánica Klyuchevskaya, donde se localizan volcanes míticos como el Kamen (ya podían ser todos los nombres rusos tan fáciles j****)), Klyuchevskoy, Tolbachik, etc.

Durante la estancia en esta zona no se vio mucha fauna, con excepción de unos suslik árticos (Urocitellus parryii) (parecido a una ardilla terrestre pero más emparentado con las marmotas) que nos acompañaban en el mismo campamento donde tenían sus madrigueras, una mariposa y unos escribanos nivales (Plectrophenax nivalis) que vimos durante las excursiones. El terreno es tan desolado y yermo que no puede haber mucha vida, aunque sí que vimos algunas huellas de osos.

 

El bosque muerto
Escribano Nival, Kamchatka
Escribano Nival, Kamchatka
Ardilla de pie
Mariposa
Ardilla

El Monte del Destino

Volcán Tolbachik

 

Antes de que alguien venga a mi casa con antorchas y horcas pidiendo mi cabeza en un pica YA SÉ QUE NO ES EL MONTE DEL DESTINO. Pero no me diréis que no se da un aire con el terreno desolado, la niebla y todo. Solo le faltan un par de hobbits corriendo descalzos por ahí y un pelele que dice que es mago pero que no hace ni un poco de magia en 9 horas de película.

Por si a alguien le interesa, esa formación de nubes que se ve se llama formación lenticular. Se forman cuando una corriente de aire frío se topa con la ladera de la montaña y asciende. Encima de la montaña (o volcán en este caso) se encuentra con una masa de aire más frío que hace que el aire que asciende por la ladera se condense y forme las nubes.

Volcán Tobachik con formación lentiucular
Volcán Tolbachik
Volcán Tolbachik

Cerveza Rusa.

Una de las cosas que más me llamó la atención fue la gran calidad de las cervezas rusas que hay. Las había de varios tipos, pero no de mucha graduación, y todas estaban muy buenas.

Aparte del sistema tradicional de venta de botellas y latas, en los supermercados había unos grifos donde podías llenar botellas de dos litros directamente del barril, con un sistema parecido al de poner cañas. A lo largo del viaje hicimos una buena cata de todas ellas.

 

Barriles de cerveza rusa

Y HASTA AQUÍ EL POST DE HOY. Sentimos no poder seguir escribiendo durante páginas y páginas pero el Editor tiene que comer y dormir de vez en cuando. Esperamos que os haya encantado el post, y si es así, agradeceríamos un comentario con las siguientes palabras: “ME HA ENCANTADO”.

La semana que viene volveremos a la carga con el último post (creo que es el último) sobre Kamchatka, así que si no quieres perdértelo no olvides darte de alta en el NewsLetter que encontrarás al final de esta página o en la PÁGINA DE INICIO.

Recuerda que puedes seguirnos en @LuisFotoNature para ver publicaciones diarias (lo único diario que hay aquí es el diario donde el Editor escribe sus penas).

MUCHAS GRACIAS POR LEER EL POST Y SI HAS LLEGADO HASTA AQUÍ MIS MÁS SENTIDAS FELICITACIONES, SÉ QUE NO HA SIDO FÁCIL. Nos vemos la semana que viene!

Subscribe
Notify of
guest
3 Comments
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
Alejandro
Alejandro
2 years ago

Me fascinan las fotos de esta web, son todas impresionantes. Mis felicitaciones.

Amaia
Amaia
1 year ago

Me ha encantado ♥️

FA
FA
1 year ago

ME HA ENCANTADO ❤. Las fotos del Bosque Muerto son impactantes. Me sobrecoge el mundo volcánico. Un chichín cervecil por vuestra simpatía compartiendo el viaje