Buenos días ávidos lectores. Me complace informarles, que como han podido ver en la foto del post, después de un mes de marearnos POR FIN VAMOS A VER OSOS.

En esta ocasión acompañaremos al fotógrafo en su visita a la zona de los osos pardos, donde conocerá a Yogui, Baloo, Winnie the Poo. Little John, Koda y otros miembros influyentes de la comunidad osil.

Espero que disfrutéis el post, ya que el Fotógrafo y Pepe arriesgaron sus vidas en más de una ocasión para poder traeros estas imágenes (en realidad no, pero disfrutad del post de todas formas).

Lago Kuril, Kamchatka.

Había llegado el gran día, la visita al Lago Kuril para ver a los osos pardos en su ambiente (por fin); aparte de los volcanes era el objetivo principal del viaje y muy mala suerte teníamos que tener para no verlos cuando hay 25.000.

El día se levantó un poco fastidioso y cuando llegamos al helipuerto nos comentaron que, debido al mal tiempo, se iba a retrasar un poco la salida, aunque nos aseguraron que saldríamos seguro.

A la hora indicada nos subimos al helicóptero, un antiguo aparato militar ruso reconvertido en transporte de ganado (digo de turistas).

Durante el viaje se ven espectaculares paisajes que tienen toda la pinta de no haber recibido la visita de nadie en mucho tiempo. Nuestra amable guía (nada comparado con los maleducados alemanes que nos acompañaban) nos fue contando las normas en el destino y también algunas curiosidades sobre los osos como que el día anterior se habían cargado a una señora no muy lejos de allí (fantástico augurio, sí sí, vayamos a ver osos, será divertido). También hizo mucho hincapié en que no nos separásemos; parece ser que los osos tienen muy buen olfato, pero muy mala vista y al vernos juntos piensan que somos como un ciempiés gigante (como las camisas hawaianas que se ponen los maorís de tamaño 25 XL, en próximos post) y no atacan.

Helicóptero
Parece un lugar idóneo para el aterrizaje, sí sí.

Osos Pardos.

Nada más llegar ves a los guías con el rifle al hombro y el recinto cercado por un pastor con una buena potencia, que nos aconsejaron no cruzar excepto cuando nos lo indicasen.

El primer destino era al otro lado del lago, donde desemboca uno de los ríos. Los osos se apostan para ir pescando los salmones que llegan, así que nos subimos a la lancha y preparamos las cámaras de fotos.

Guarda con el rifle al hombro
Pastor eléctrico para osos
Cartel Cuidado Osos, Kamchatka

Nada más subirnos vimos una osa con su cría (a tomar por culo debo añadir), pero fue emocionante y ya nos quitamos el mono de ver osos. Lo que no sabíamos es que unas horas después nuestra cuenta ascendería a más de 50 y el nivel de satisfacción sería tremendo (menudos frikis).

Al llegar al destino, comprobamos que no nos habían engañado; había una cantidad de osos bastante grande: osas con sus crías, grandes machos descansando (como son los más grandes y abusones comen los primeros y luego se ponen a dormir la siesta tan a gusto) y muchos osos solitarios cazando de forma activa. Vamos, un auténtico espectáculo que nos brindaron.

Oso pardo con su cría
Vamos a comer, ¡a poner la mesa!

Click en las fotos para ampliarlas.

Cuando nos dijeron de volver, sentí envidia de otros turistas que estaban tan a gusto sentados en sus sillas y con toda la pinta de pasar todo el día allí, pero la verdad es que mis expectativas se habían cumplido y fuimos comentando todo lo que habíamos visto.

Cuando llegamos al embarcadero y nada más cruzar la valla/pastor un oso pasó tan tranquilo por la orilla del lago, así que sí que era cierto que se pasean por allí.

Oso pardo
Mira Jonnhy que permanente más guapa me han hecho
Oso pardo comiendo salmón
¿Te importa? Estoy comiendo

A continuación nos dirigimos a otro de los ríos que desembocan en el lago, donde hay una estación de seguimiento de osos y salmones.

Allí había una pasarela que cruzaba el río y que estaba ocupada por unos cuantos osos, por lo que no nos dejaron cruzarla. En ese punto nos dimos otro atracón de osos (nunca son suficientes), y aunque solo pudimos verlos desde el inicio del puente y detrás de la valla, la experiencia fue también extraordinaria.

Osos pardos en el embarcadero
Oso pardo con su cría, Kamchatka
La gaviota de atrás no le teme a la muerte.

Había una osa con sus dos crías que fue a pescar varias veces y cuando consiguió un salmón una de las crías se acercó a compartirlo con ella (el otro se quedó en la orilla mirando), varios machos grandes que estuvieron pescando (uno de ellos con una efectividad tremenda), otros que utilizaban la estructura de la pasarela para pescar, etc.

Como ya he dicho, la cuenta de osos ascendió a una cantidad considerable y el objetivo principal del viaje estaba conseguido, aunque posteriormente lo superaría con creces. Luego vendría la ardua tarea de seleccionar las fotografías, pues revisar las cerca de 1.000 fotos que llevaba, aunque me resulta ameno, lleva su tiempo.

Oso pardo
¿Que acabas de decirme? A que te reviento
Oso pardo descansando
Bueno mira me voy a echar que estoy muy cansando pero que no vuelva a repetirse
Osos pardos, Kuril
Ey Joe, mira la cara de esos pánfilos cuando vaya corriendo hacia ellos, ¡Que voooooy!

Volcán Msudach.

A la vuelta nos comentaron que como hacía un tiempo aceptable, íbamos a parar en la parte superior del volcán Msudach (si hace mucho viento paran en la parte de abajo). Es un volcán espectacular; debido a diversas erupciones una parte del cráter ha colapsado y el agua de un lago cercano ha entrado en su interior, formando una laguna dentro del cráter.

Ya para finalizar el día paramos a hacer un picnic en una zona termal, donde los que quisieron se dieron un baño. Los que somos más de secano nos quedamos viendo el paisaje. Aquí hubieran disfrutado mis amigos Juan Fran y Blanca, que son de los de bañarse en todos los sitios que pueden o les dejan.

Volcán Mshudak

Como ya he comentado, fue una experiencia impresionante y muy satisfactoria y ya había conseguido quitar a los osos pardos de la lista de tareas pendientes, pues solo los había visto en el zoo de Madrid.

En esta zona y en Alaska están los osos pardos más grandes del mundo y se denominan Grizzlies, siendo de la subespecie Ursus arctos horribilis, aunque de los osos ya os hablaré con más detalle en otro post exclusivo de ellos.

Y hasta aquí el post de los osos! Espero que os haya gustado tanto leerlo como me ha gustado a mi editarlo. En el próximo post veremos a más figuras famosas como Winnie the Pooh y Baloo, que lamentablemente no pudieron aparecer en este post por problemas familiares.

Si no quieres perderte ninguna notificación no te olvides de suscribirte al newsletter y de seguirnos en nuestra cuenta de instagram: @LuisFotoNature

Aquí tienes un enlace si te perdiste los post anteriores: POST

Agradeceríamos enormemente que nos dejaras un comentario o 15 diciéndonos si hay algo que te gustaría ver en próximos capítulos (y además nos ayudaría mucho con el algoritmo de Google).

Muchas gracias de nuevo y nos vemos el domingo que viene! (o el sábado dependiendo de cuando me de la gana ponerme a editar).

Subscribe
Notify of
guest
1 Comment
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
Alejandro
Alejandro
2 years ago

Qué ganas me han entrado de ir a Kamchatka después de ver este post… Qué sitio más bonito