Buenos días queridos lectores. Yo estoy muy bien gracias por preguntar. Hoy os traemos el último post del viaje a Hawaii, en el que visitaremos la Isla de Kauai. Esperamos que os guste.

La cuarta y última etapa en nuestro recorrido por Hawaii fue la isla de Kauai; la más antigua del archipiélago. Es conocida como la Isla Jardín y está llena de acantilados, barrancos, bosques y playas espectaculares, incluyendo el Cañón Waimea (conocido como el Gran Cañón del Pacífico) y la costa de Na Pali.

Cuando miras el mapa de la isla te das cuenta de lo agreste que es. Todo el centro está ocupado por un conjunto de valles y montañas con casi ningún acceso hacia el interior si no es andando, en la zona noroeste se juntan el Cañón Waimea y la costa Na Pali, por lo que la carretera no llega a cerrarse por esa zona.

Amanecer en Kauai
Anochecer en Kauai

Como decía es una isla bastante antigua y como corresponde a las islas volcánicas donde ya no hay volcanes activos, ni dormidos, ni inactivos, los agentes atmosféricos han ido erosionando y modelando los picos y los diversos ríos han ido creando numerosos valles y barrancos.

Quitando unos pocos núcleos de población, donde se sitúan los hoteles de la isla, toda la isla es un inmenso parque natural donde la Naturaleza campa a sus anchas.

Cartel Waimea
Tres nativos de paseo.

El Cañón Waimea

El Parque Nacional del Cañón Waimea está situado en la zona oeste de la isla. Es un cañón de una gran profundidad formado por el río Waimea y algunos afluentes. Desde la entrada al parque un camino (más que carretera) va discurriendo en paralelo al río permitiendo unas vistas espectaculares; no conozco el Cañón del Colorado (está en tareas pendientes) pero éste es impresionante, eso sí con mucha más vegetación que el del Colorado.

Cañón Waimea, Hawaii

Es imprescindible alquilar un todoterreno ya que en algunos puntos los afluentes del Waimea hacen difícil la circulación con un coche normal; hay que dedicar bastante tiempo a recorrerlo e ir parando en las diversas zonas para disfrutarlo bien. También hay que aprovechar para adentrarse algo en el parque haciendo alguna caminata; prácticamente todas son de ida y vuelta (no circulares) por lo que hay que tener previsto bastante tiempo para realizarlas.

Senda Waimea
Cascada Kauai
Cañón Waimea

Costa Na-Pali

Cuando el camino que recorre el Cañón Waimea llega a su final, te asomas a unos barrancos impresionantes que llegan directamente hasta el mar, es el Napali Coast State Park. En esa zona las playas de arena, que recorren todo el oeste de la isla, desaparecen pues los acantilados llegan hasta el mar y van quedando unas pocas calas entre las rocas.

Costa Na-Pali
Costa Na-Pali

El acceso es bastante complicado y solo se puede llegar a pie a algunas de ellas; pero para eso están los barcos que te permiten llegar a las calas y observar toda la costa desde el mar. Así que, como buenos guiris que somos, nos embarcamos en un catamarán para hacer un recorrido por toda la costa y ver los acantilados, valles, farallones, calas, playas y fauna variada. Mar muy tranquilo, temperatura muy agradable y unas cuantas fotos más para el recuerdo.

Una de las mejores formas de hacer el recorrido sería en piragua, pero hay una playa inmensa y muyyyyy larga desde el punto desde donde se puede salir y la Costa Na Pali propiamente dicha y costará bastante llegar remando.

Na-Pali, Hawaii
Na-Pali, Hawaii

Foca monje de Hawaii

La Foca monje de Hawaii (Monachus schauinslandi), junto con su pariente y habitual en el Mediterráneo (bueno, ya no tan habitual) foca monje común, en peligro de extinción. Como indica su nombre se encuentra solo en las islas noroccidentales de Hawaii y principalmente en la isla de Kauai.

Son animales bastante solitarios y agresivos si no se respeta la distancia de seguridad, tanto con seres humanos como con sus congéneres. Como es una especie que no se mueve mucho de su lugar de nacimiento, las que se suelen encontrar en las playas cercanas a complejos hoteleros parece que toleran bastante bien nuestra presencia, pues están habituadas a nuestras visitas.

Foca monje de Hawaii
Foca monje de Hawaii

Es bastante habitual encontrárselas en las playas de Kauai tomando el sol tan a gusto. Como hay un programa muy intenso de seguimiento y de protección de la especie, en el momento que sale una del agua para tumbarse a la bartola en la playa, aparece un hombrecito o una mujercita (claramente eran jubilados voluntarios o que necesitaban un sobresueldo que la cosa está muy achuchá) con unas varillas para señalizar y delimitar la zona de playa y que no se acerque mucho el personal. No hay que olvidar que, aunque están habituadas a nosotros, son animales salvajes y bastante rápidos (aunque no lo parezca cuando se mueven sin prisa utilizando sus aletas) y te puedes llevar fácilmente un buen bocado; siempre había algún retrasado que, por no evitar la zona, se metía en el agua para pasar y ahí sí que son mucho más ágiles y rápidas que nosotros. (Puede apreciarse la majestuosidad natural de estos fantásticos animales, casi haciendo sombra al gran babuino africano).

Foca monje de Hawaii
Foca monje de Hawaii

Ante este panorama, cada vez que estábamos en el hotel iba a visitar a mis amiguitas, pues solo se tardaba 5 minutos en llegar andando, que lo de la piscina y el baño no me atrae mucho. Uno de los que se dedicaban a la señalización ya me conocía y estuvo diciéndome buenos sitios para tomar fotos. (No sé si soy yo el único que percibe un parecido increíble entrela gracilidad natural de las focas y la del Fotógrafo).

Foca monje de Hawaii
Píntame como a una de tus focas francesas
Foca monje de Hawaii
Tengo haaaaaaaaaaaaambre

Bueno, con esto ya se acaba el periplo por las islas de Hawaii, un destino que todo el mundo conoce por Honolulú y Waikiki, pero que tiene mucho de naturaleza y que merece una visita detenida recorriendo las diferentes islas.

Si has sido capaz de aguantar hasta aquí, ya solo me queda decirte: Mahalo! (gracias para los que no hablen maorí) Y hasta el próximo post que vendrá en unos días.

A ver si me da tiempo a preparar uno antes de irme de viaje, que me voy unos días para ver si voy cogiendo más experiencias para contaros.

Bueno pues hasta aquí llegan los post de Hawaii. Después de 4 increíbles y emocionantes entregas espero que os vayáis de aquí conociendo un poquito más sobre este paraíso, y estoy seguro de que más de uno ahora tiene muchísimas ganas de ir a visitar las islas personalmente (yo incluido).

Esperamos que os haya encantado y muchas gracias por acompañarnos. Si por alguna catástrofe natural os perdisteis los post anteriores no temáis, los tenéis disponibles en la pestaña de POSTS

No olvidéis seguirnos en nuestra cuenta de Instagram @LuisFotoNature para no perderos ninguna publicación.

Si queréis que os enviemos un correo electrónico cuando subamos un nuevo post, podéis daros de alta en nuestro newsletter. 

¡Hasta la próxima!

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments